Volver a todas las noticias

Capital Energy prevé invertir más de 100 millones de euros en instalaciones renovables en la Comunidad Valenciana durante 2021

Por: Capital Energy · 22 Dec 2020

Juan José Sánchez, CEO de Negocio
  • La compañía promueve dos parques eólicos de 37,4 megavatios (MW) de potencia cada uno en Castellón y una planta fotovoltaica de 50 MW en Valencia, proyectos todos ellos pendientes de salir a información pública
  • Estas instalaciones de energías renovables de Capital Energy, las primeras que la compañía pondrá en marcha en la región, serán capaces de suministrar energía limpia a más de 109.300 hogares y evitarán la emisión a la atmósfera de más de 116.600 toneladas de CO2 al año
  • Los parques eólicos y la planta fotovoltaica propiciarán la creación de unos 625 empleos durante la fase de construcción y tendrán un impacto económico anual en las arcas locales, así como mediante los contratos de arrendamiento, de alrededor de 825.000 euros

Valencia, 22 de diciembre de 2020.- Capital Energy, compañía española nacida en 2002 y cuya vocación es convertirse en el primer operador 100% renovable verticalmente integrado de la Península Ibérica, sigue dando pasos para afianzar su proyecto de energías limpias en la Comunidad Valenciana, donde prevé invertir 100,2 millones de euros durante 2021 para desarrollar dos parques eólicos (Sabatera y Barcella) y una planta fotovoltaica (Ayora).

Estos proyectos renovables de Capital Energy, los primeros que pondrá en marcha en la región y que están pendientes de salir a información pública, dispondrán de casi 125 MW de potencia conjunta y serán capaces de suministrar unos 292.000 megavatios hora (MWh) de energía limpia al año, equivalentes al consumo de más de 109.300 hogares de la región, y de evitar la emisión anual a la atmósfera de más de 116.600 toneladas de CO2.

Los parques eólicos y la planta fotovoltaica impulsados por la compañía en esta comunidad autónoma, en línea con su compromiso con la transición energética ecológica y justa, propiciarán la creación de alrededor de 625 puestos de trabajo durante los periodos punta de su construcción, dando empleo permanente a unos 35 profesionales de la zona en la fase de operación y mantenimiento.

Asimismo, tendrán un impacto económico anual en las arcas locales (IBI e IAE), así como a través de los contratos de arrendamiento, de alrededor de 825.000 euros. A esta cuantía recurrente se sumarán los pagos puntuales del ICIO, que ascenderán a otros casi 3,25 millones de euros.

Dos parques eólicos en Castellón y una fotovoltaica en Valencia

Parque eólico de Sabatera:

Sito en los municipios castellonenses de Tirig y Salzadella, contará con una potencia instalada de 37,4 MW y supondrá una inversión de 35,2 millones de euros. Será capaz de producir más de 93.300 MWh y cubrir el suministro eléctrico anual de casi 35.000 hogares, evitando la emisión a la atmósfera de más de 37.300 toneladas de CO2 al año.

Durante su construcción podrá generar hasta 216 empleos y luego precisará siete profesionales para la fase de operación y mantenimiento. Abonará puntualmente un ICIO de casi 1,1 millones de euros y dejará en las arcas locales, así como mediante los contratos de arrendamiento, 276.000 euros al año.

Parque eólico de Barcella:

Ubicado, igualmente, en los municipios castellonenses de Tirig y Salzadella, dispondrá de una potencia de 37,4 MW y supondrá una inversión de alrededor de 35 millones de euros. Producirá más 107.300 MWh al año, cubriendo el suministro eléctrico de más de 40.200 hogares y evitando la emisión a la atmósfera de casi 43.000 toneladas de CO2.

Durante su construcción podrá generar hasta 216 empleos y luego precisará siete profesionales para la fase de operación y mantenimiento. Abonará puntualmente un ICIO de casi 1,1 millones de euros y dejará en las arcas locales, así como a través de los contratos de arrendamiento, 276.000 euros al año.

Planta fotovoltaica de Ayora:

Se localiza en el municipio valenciano homónimo y requerirá una inversión de unos 30 millones de euros. Gracias a una capacidad instalada de 50 MW y una producción anual de casi 91.000 MWh, podrá suministrar energía limpia a más de 34.100 hogares de la provincia, evitando además la emisión a la atmósfera de casi 36.400 toneladas de CO2.

Su construcción propiciará la creación de hasta 192 puestos de trabajo y su puesta en marcha, 20, que se ocuparán de la operación y mantenimiento. Abonará puntualmente un ICIO de 1,04 millones de euros y dejará en las arcas locales, así como a través de los contratos de arrendamiento, 271.000 euros al año.