Volver a todas las noticias

Capital Energy avanza en el desarrollo del parque eólico Troitomil, en la provincia de A Coruña

Por: Capital Energy · 19 Feb 2021

  • Esta instalación de energías renovables, ubicada en los municipios de A Baña y Negreira, dispondrá de una potencia instalada de 30 megavatios (MW) y su desarrollo implicará la inversión de unos 21 millones de euros
  • Los cinco aerogeneradores de este tercer parque eólico de Capital Energy en Galicia serán capaces de suministrar energía limpia a más de 43.500 hogares y evitarán la emisión a la atmósfera de más de 42.000 toneladas de CO2 al año
  • La construcción del parque eólico Troitomil propiciará la creación de hasta 180 empleos y tendrá un impacto económico anual en las arcas regionales y locales, así como a través de los contratos de arrendamiento, de alrededor de 250.000 euros

Santiago de Compostela, 19 de febrero de 2021.- Capital Energy, compañía energética española nacida en 2002 y cuya vocación es convertirse en el primer operador 100% renovable verticalmente integrado de la Península Ibérica, sigue dando pasos para afianzar el desarrollo de su proyecto de energías limpias en Galicia.

La Consellería de Economía de la Xunta ha anunciado que somete a información pública la solicitud de autorización[1] de su tercer parque eólico gallego: Troitomil. Ubicado en la provincia de A Coruña, contará con una potencia instalada de 30 megavatios (MW) e implicará la inversión de alrededor de 21 millones de euros.

Los cinco aerogeneradores de esta instalación renovable de Capital Energy serán capaces de suministrar más de 100.000 megavatios hora (MWh) de energía limpia al año, equivalentes al consumo de más de 43.500 hogares gallegos, y evitarán la emisión anual a la atmósfera de más de 42.000 toneladas de CO2.

El parque eólico Troitomil, sito en los municipios de A Baña y Negreira, propiciará además la creación de hasta 180 empleos durante su fase de construcción y tendrá un impacto económico anual en las arcas regionales (canon eólico) y locales (IBI e IAE), así como a través de los contratos de arrendamiento, de alrededor de 250.000 euros. A esta cuantía recurrente se suma el pago puntual del ICIO, que ascenderá a 800.000 euros.

Recientemente, la Consellería de Economía también ha sometido a información pública los dos primeros parques eólicos de Capital Energy en Galicia: Banzas y Maragouto, que contarán con una potencia instalada de 31 MW y 35 MW, respectivamente.

El desarrollo de estos tres proyectos eólicos, con una potencia total de cerca de 100 MW, representa una clara muestra del compromiso de la compañía con la comarca, en la que prevé invertir a corto plazo unos 90 millones de euros que, entre otros beneficios, propiciarán la creación de más de 550 empleos durante la fase de construcción.

Cabe destacar, además, que Capital Energy dispone de una oficina en el municipio de Ames en la que ya trabajan 15 empleados, algunos de ellos vecinos de los ayuntamientos de Mazaricos, Outes, Negreira y A Baña.

La empresa cuenta a día de hoy con alrededor de 40 proyectos de energías renovables en Galicia, todos ellos eólicos, distribuidos en las cuatro provincias. Suman una potencia conjunta de casi 1.100 MW y su desarrollo supondrá una inversión global de aproximadamente 780 millones de euros.

Más de 35 GW de cartera de proyectos en la Península Ibérica

Capital Energy cuenta en la actualidad en España y Portugal con una cartera de proyectos eólicos y solares que supera los 35 gigavatios (GW) de potencia, de los que más de 7 GW ya disponen de los permisos de acceso a la red concedidos.

Gracias al lanzamiento de su comercializadora, en el último trimestre de 2020, Capital Energy ha culminado su objetivo estratégico de estar presente a lo largo de toda la cadena de valor de la generación renovable: desde la promoción, donde la compañía cuenta con una posición consolidada dada su trayectoria de casi 20 años, hasta la construcción, producción, almacenamiento, operación y el suministro.

El objetivo de la empresa, que ha pasado de 30 personas a más de 350 en los tres últimos años, distribuidas a lo largo de 14 oficinas en España y Portugal, es llevar al consumidor final la energía 100% renovable que ya está produciendo en sus propias instalaciones.

[1] La autorización administrativa previa; la autorización administrativa de construcción; el ESIA y el proyecto sectorial de incidencia supramunicipal.